Diario Valladolid -      
    Diario Valladolid -  Santos:Marcelino, Erasmo
La National Gallery de Londres proyecta una gran exposición sobre Velázquez

La National Gallery proyecta una gran exposición sobre Velázquez (1599-1660), que seguirá la carrera del artista desde sus comienzos en Sevilla, su nombramiento como pintor de la corte de Felipe IV, sus dos viajes a Italia y su ordenación en sus días finales como caballero de la Orden de Santiago.

El director de esta pinacoteca londinense, Charles Saumarez Smith, explicó a EFE que la exposición es fruto de una estrecha colaboración con el museo del Prado de Madrid tras la exitosa experiencia de la dedicada en 2003 a Tiziano.

Los responsables del Prado pensaron en un principio en una exposición limitada a la pintura religiosa velazqueña, señaló Saumarez, pero "eventualmente nos pareció que sería una limitación un tanto extraña, por lo que cuando ellos mismos nos propusieron ampliar su alcance a toda su obra, nos dio una gran alegría".

Coincidió además con el reclutamiento por la National Gallery de un nuevo responsable de la pintura española del museo, Dawson Carr, procedente del museo Getty, que asumió inmediatamente el proyecto como "una gran oportunidad", explicó Saumarez.

Carr se ha encargado además de coordinar el libro sobre Velázquez que acompañará a la exposición y en el que colaboran otros especialistas como el historiador John H. Elliott, de Oxford, Gabriele Finaldi y Javier Portús Pérez, del Prado, Xavier Bray y Simona di Nepi, de la National Gallery, y Wolfgang Prohaska, del Kunsthistorisches Museum, de Viena.

La exposición de Velázquez, que estará abierta al público desde el próximo 18 de octubre hasta el 21 de enero del 2007, será, en palabras del director de la National Gallery, "algo que nunca hemos hecho antes".

Según Saumarez, su instalación en cuatro salas del centro de la galería obligará a trasladar provisionalmente a la planta baja y al ala ampliada del museo la colección del siglo XX, desde Cézanne o Van Gogh, Degas hasta Monet, Pisarro y otros impresionistas.

"Es algo muy complicado, que sinceramente no pensamos en poder repetir, pero que está totalmente justificado dada la importancia y el carácter excepcional de la exposición ", explicó el director de la pinacoteca, según el cual se espera que la visiten más de 300.000 personas.

Efectivamente viajarán a la National Gallery algunas de las mejores obras del maestro sevillano, que se unirán a las que posee ya este museo, que se precia de tener la mayor colección de obras de Velázquez fuera del Prado, entre ellas el excepcional desnudo femenino "El Tocador de Venus".

El Prado aportará, entre otras, "Apolo en la Forja de Vulcano", "La Adoración de los Magos", "Baltasar Carlos a caballo" o "Felipe IV en la caza", del Kunsthistorisches Museum de Viena, la "Infanta Margarita en Azul" y la "Infanta María Teresa en rosa", del Metropolitano de Nueva York, "El Conde Duque de Olivares a Caballo" y del Ermitage, y de Boston, un retrato de Luis de Góngora.

Serán en total una cuarentena de obras, cerca de la mitad de las que hay del pintor, según la National Gallery, procedentes también de otros centros como el Museo de Arte de Sao Paulo (Brasil), el de Fort Worth (Texas), el de Bellas Artes de Sevilla, la Gemaeldegalerie, de Berlín, las Galerías Nacionales de Dublín y Edimburgo o el Museo Diocesano de Arte Sacro de Orihuela (España).

La exposición comenzará con una introducción a Velázquez en Sevilla, con una serie de bodegones, a la que seguirán sus obras religiosas, los retratos, las obras de antes y después de su primer viaje a Italia, sus retratos de la Corte, obras mitológicas y retratos tardíos, los que realizó en Roma en 1650, sus últimos retratos reales y sus últimas pinturas mitológicas.

Para Saumarez, no se ha querido hacer una exposición exhaustiva de la obra del pintor, algo por otro lado imposible, pero sí una que "diese un sentido lo más amplio posible de su carrera artística y que ayudase además a interpretar nuestra propia colección".

Preguntado por los costos de organizar una exposición de esa magnitud, Saumarez explicó que una de las ventajas de los museos británicos frente a los de muchos otros países es lo que se califica de "indemnización gubernamental", mecanismo por el cual el Gobierno acepta cubrir los importantes gastos del seguro.

"Es algo que nos envidian los museos de otros países, dijo Saumarez, según el cual su colega del Rijksmuseum de Amsterdam está impulsando una iniciativa para que se adopte ese sistema a nivel de la Unión Europea.

El director de la National Gallery dijo no creer que vayan a acabar este tipo de grandes exposiciones, que constituyen un importante factor económico para muchas ciudades, aunque se mostró preocupado por los costos crecientes, que podrían aumentar incluso con la amenaza terrorista.


   


Diario Valladolid
Contacte con nosotros